La tartamudez

La tartamudez

La tartamudez o disfemia es una alteración de la en la fluidez del habla que se caracteriza por bloqueos o espasmos que pueden ir acompañados por problemas fono-respiratorios y tensión muscular en la cara, cuello y cuerpo.  Se observan estas alteraciones en la producción de palabras y/o frases, así como en la prosodia.

El patrón de habla de una persona con disfemia se caracteriza por errores de dicción (repeticiones de sílabas y palabras, bloqueos, alargamientos de fonemas, etc.) y se acompañan por unas características en la velocidad del habla (pausas inadecuadas, entonación y prosodia del discurso).

Etiología

Existen varias teorías sobre la causa de la disfemia, pero no hay una única causa identificable que la explique:

Factores genéticos:Unos modelos familiares que hablen rápido o tartamudeen pueden predisponer al niño que tartamudee o imite al familiar, aunque es difícil afirmar que la disfemia sea exclusivamente genética.

Factores psicológicos: Cuando el niño empieza a hablar pueden aparecer faltas de fluidez en su discurso, a veces la excesiva atención de los padres hacia estos errores puede reforzarlos y provocar un aumento de frecuencia de errores al hablar. Hay teorías que aportan que hay personas que tartamudean en situaciones que les ponen nerviosos y dejan de hacerlo en las que se sienten relajados, estos pueden ser factores para mantener la tartamudez.

Factor neurológico: Causado por anormalidades en el funcionamiento cognitivo del cerebro o porqué hay un problema en la percepción de los sonidos.

Factor orgánico: Cuando la excesiva tensión muscular produce un movimiento inadecuado de los órganos fonatorios, articulatorios y respiratorios.

Factor lingüístico: Los niños que tartamudean tienen un lenguaje con emisiones incompletas, sintaxis reducida y errores gramaticales. Pero no hay resultados concluyentes sobre si el desarrollo insuficiente de las habilidades verbales es desencadenante de la tartamudez o si es al revés. Hay que resaltar que entre los 3-4 años aparecen disfluencias en el habla que acaban remetiendo.

Tipos de disfemia

Hay tres tipos de disfemia que se clasifica según los síntomas que presenta la persona:

Tónica: Caracterizada por bloqueos iniciales con inmovilidad muscular que impiden la emisión de la palabra. El habla es entrecortada y rápida, con mucha tensión muscular.

Clónica: Repetición de fonemas o sílabas al inicio, medio o final de la palabra con bloqueos más reducidos.

Mixta: Es la más frecuente, se caracteriza por una mezcla entre las anteriores.

Pautas para ayudar a las familias desde casa

  • Transmitir tranquilidad y calma
  • Utilizar temas de interés para establecer un diálogo
  • Reducir las preguntas
  • Mantener un contacto ocular natural
  • Valorar aspectos diferentes de su forma de ser o cosas que haga bien
  • Conocer en que situaciones aparece la tartamudez e intentar reconducirlas
  • Incrementar las reacciones y el refuerzo positivos cuando no aparece la tartamudez
  • Adaptar el patrón de habla

Conductas que se deben evitar 

  • Interrumpir el discurso
  • Terminar las frases
  • Turnos de palabra rápidos para que pueda incluir su intervención
  • Decirle que respire o que esté tranquilo
  • Corregir su habla constantemente
  • Ambientes de estrés o que produzcan ansiedad
Andrea Bosque, Elisabet Ballester, Aida Berenguer
Logopedas del Centro Neureduca

SÍGUENOS EN LAS REDES

ÚLTIMOS POST

RESERVAR CITA

Reserva ahora tu cita online para cualquiera de nuestros centros.

RESERVAR CITA

2021-10-22T07:58:46+00:00

Deje su comentario