¿Dónde está mamá? ¡Quiero ir con mamá! – La angustia de separación

¿Dónde está mamá? ¡Quiero ir con mamá! – La angustia de separación

Si algo define al trastorno de ansiedad de separación o angustia por separación es el incremento de la ansiedad al anticipar el alejamiento del hogar o bien alejamiento de las personas a quienes el sujeto se ha vinculado o apegado.
Cuando hablamos de angustia por separación es necesario reflexionar sobre lo que entendemos por vinculación o apego. El apego se puede entender como el vínculo que une a un bebé con sus padres y que tiene como objetivo mantener la proximidad física a la madre o padre, tanto para garantizar la seguridad emocional como para lograr la supervivencia. La finalidad de la conducta de apego es la protección del peligro y la tranquilidad que está asociada a la continua presencia de los padres. Además el apego debe ser entendido como una necesidad humana de carácter continuo y no como una dependencia emocional que superamos a medida que crecemos.
Este carácter continuo es lo que nos permite hablar de la existencia de trastorno de ansiedad de separación en adultos, aunque generalmente se ha prestado mayor atención a la ansiedad de separación en niños.
Desde la teoría del apego se apunta que las personas no son capaces por sí mismos de regular sus propias emociones, sino que necesitan del vínculo del apego para ayudarle a conseguir dicha regulación. Aquellos niños que han tenido un apego inseguro tienen mayor probabilidad de desarrollar trastornos de ansiedad (incluido el trastorno de ansiedad de separación) que los niños con un apego seguro.
La ansiedad por separación en los niños es una respuesta emocional propia del desarrollo evolutivo, en la cual el niño va a experimentar angustia al separarse físicamente de la persona a la que está vinculado (generalmente su madre).
La ansiedad de separación en la infancia es una etapa normal que atraviesan los niños entre los 6 u 8 meses de edad, cuando prefieren la atención y los cuidados de la madre o padre; edad a la que también suelen desarrollar miedo a los extraños y un rechazo a figuras que no sean el cuidador principal. Dicha etapa es transitoria en la mayoría de los casos.
El trastorno de ansiedad por separación en los niños se caracteriza por una incapacidad del niño para quedarse y estar a solas.
El trastorno de ansiedad de separación es uno de los trastornos de ansiedad más comunes en los niños. Se da con mayor frecuencia en niños entre los 7 y los 9 años de edad.
La angustia de separación en niños puede manifestarse a través de síntomas como: preocupación, miedo, nerviosismo, tensión, rabia y llanto al ser separados de su padres (figuras de apego).
A nivel somático suelen experimentar: dolores abdominales, cefaleas, náuseas e incluso vómitos.
En el trastorno de ansiedad de separación, el niño puede presentar una actitud negativa hacia la asistencia al colegio y conductas de evitación social. Al alejarse de las figuras de apego, los niños con trastorno de ansiedad de separación se pueden mostrar más tímidos, tristes, apáticos y con dificultad para centrarse en actividades como por ejemplo los deberes y el juego.
Es un trastorno de ansiedad que generalmente se ha asociado a la infancia, pero que también puede presentarse en adultos aunque las características pueden variar en función del grupo presentado diferencias en los síntomas dependiendo de la edad. En el caso de los adultos, suelen ser personas que manifiesta un elevado grado de preocupación por sus hijos y parejas, por lo que expresan un alto malestar al tener que separarse de ellos. Generalmente la persona que padece de un trastorno de ansiedad de separación limitará todas aquellas actividades que le alejen del hogar o de aquellas personas por las que se siente apegado (no abandonan el domicilio familiar, no viajan y si es posible no trabajan fuera de casa).
Existen factores ambientales asociados al desarrollo de la angustia de separación, de tal forma que dicho trastorno se puede desarrollar después de un acontecimiento vital estresante (generalmente una pérdida). En el caso de los adultos también es frecuente que se desarrolle un trastorno de ansiedad de separación en momentos como la emancipación del domicilio de los padres, al iniciar una relación de pareja o bien ante la paternidad.
A nivel familiar venir de una familia en la que destaca el control excesivo y la sobreprotección puede hacer que los miembros de dicha familia perciban el mundo como un lugar peligroso.

Jacqueline Ramírez

Psicóloga especialista en Psicomotricidad

SÍGUENOS EN LAS REDES

ÚLTIMOS POST

RESERVAR CITA

Reserva ahora tu cita online para cualquiera de nuestros centros.

RESERVAR CITA

2021-02-01T11:22:45+00:00